The Godfather

Cuando parecía que el cine de gángsters había pasado de moda, nació una de las mejores películas de la historia.

Coppola supo trasladar el universo mafioso creado por Mario Puzo y esculpir una historia familiar que es toda una epopeya urbana narrada a través de una familia  de orígenes sicilianos, que nos habla sobre la condición humana como pocas pelis lo habían hecho en la historia del cine.

El Padrino forma ya parte del cine imprescindible, de ese grupo de películas que no envejecen y que siempre están vigentes. Si no la has visto y quieres remediarlo, aprovecha la ocasión.