The Driller Killer

Nos adentramos en la historia de Reno Miller, interpretado por el propio Abel Ferrara que también dirige la peli, un pintor fracasado que comparte piso con dos chicas y que está al borde del desahucio a raíz de una mala racha económica.

La situación no mejora cuando un grupo de música post-punk adopta los bajos de su edificio como local de ensayo. Ya no solo sus problemas económicos le quitarán el sueño, si no que empezará a sufrir insomnio por culpa del ruido intenso.

Poco a poco, va naciendo en él una fuerte y misteriosa vena psicópata cuando tiene entre sus manos una taladradora.

Suena quizá tétrico, pero tiene un punto interesante. Habrá que averiguar si el psicópata nace o se hace…