Sando-me no satsujin

El cine del japonés Koreeda tiene siempre todos los ingredientes del mejor clasicismo, costumbre, sentimiento, emoción, relaciones familiares complejas…, y además, asume riesgo y óptica moderna.

Todo empieza con un crimen brutal. No cabe duda de quién es el culpable, sin embargo, las confesiones del acusado desencadenan una investigación que se ramifica en decenas de verdades o mentiras posibles.

La relación entre el acusado y su defensor, tan ambigua y tan profunda como el comportamiento humano, está hilada por diálogos fascinantes.

Película en japonés subtitulada con música del gran Ludovico Einaudi.