Pequeñas notas para una canción de invierno

La nieve llega una mañana sin avisar, como si las sombras que nos sobrevuelan nos lanzasen trocitos de trapo, livianos, húmedos, que se acumulan en el suelo para que nuestras historias dejen huella.

Si hay una mirada capaz de inmortalizar la fragilidad de la nieve y la poesía que encierra el invierno, es la de Héctor Jácome. Capaz de descubrir la belleza de lo más simple, este fotógrafo nos sitúa en el más absoluto carpe diem, ya que lo que no observas y aprecias ahora, cambiará después.

Vamos a abrir las páginas de esta delicada melodía que habita el invierno gracias a la cámara de Héctor.