Orígenes I

Una sesión de Mozart siempre es bien para el espíritu. En este caso la OSPA nos trae tres piezas fundamentales del maestro del clasicismo:

  • Las bodas de Fí­garo K. 492: obertura
  • Concierto para piano nº 19 en fa mayor, KV 459
  • Sinfoní­a nº 41 en do mayor, K.551 “Júpiter”

Tres piezas que conjugan intensidad y delicadeza a partes iguales.

El concierto estará dirigido por Corrado Rovaris, director musical de la Compañía de Ópera de Philadelphia y director principal de la orquesta I Virtuosi Italiani. Y contará con un pianista excepcional: Benedetto Lupo.

No sabemos muy bien si lo más destacable de la velada son las obras de tan ilustre compositor, la batuta de tan importante maestro de ceremonias o el piano de tan aclamado pianista. Sin duda, la conjunción de factores es un lujazo.