Morir

Nos espera un relato intimista, rebosante de autenticidad, una película dura e intensa.

Fiel a su título, morir nos habla de muerte, aceptación y de la desunión de una pareja cuando aparece la enfermedad.

La mirada del director se centra más en la persona que deja a un lado su vida para cuidar de un ser querido que en el propio enfermo. “Morir” es una historia de renuncia, pero también una advertencia de cómo la enfermedad saca lo peor de nosotros.

Al final, resulta que al hablarnos de morir lo que pretende es contarnos cómo y cuánto somos capaces de amar.