Fotograma de la película en el que se ve a sus dos protagonistas caminando juntos y riéndose.

Les plus belles années d’une vie

Claude Lelouch, autor de Un hombre y una mujer, ha tenido la nostálgica idea de volver a juntar en Los años más bellos de una vida a sus protagonistas 53 años después y se pregunta qué ocurrió con sus vidas y con su viejo amor. 

Un protagonista inesperado se cuela en este remake y no es nada menos que el alzhéimer que sufre él. Será su hijo quien le ayude a encontrar a la mujer que amó con todas sus fuerzas muchos años atrás y que aún recuerda de forma recurrente.

La pareja revivirá en un vibrante viaje emocional, sin las disculpas oportunistas ni los miedos del pasado, pero con ternura, cómo fue en realidad su relación. 

El director francés nos regala una cinta de una hermosura descomunal, una belleza poética hecha cine para quienes creen que nunca es tarde para recuperar el tiempo perdido.