La última boqueá

Teatro a la Plancha nos brinda una divertida comedia con tono dramático en la que tres personas custodian en un bar a un amigo que acaba de fallecer. Bajo un envoltorio de carcajadas, se esconde el tremendo drama de tres personas que viven oprimidas por el miedo a abandonar su propia isla.

Esta obra es poesía en estado puro, con múltiples referencias culturales de todo tipo y que respira vida, aunque la muerte esté presente en todo momento.

Una reflexión sobre la vida, el pasado y el presente; además del contraste entre la esperanza y el conformismo.