La danza de la muerte

La danza de la muerte nos muestra a dos personas marginadas que viven aisladas en una isla y al margen de la población.

Un matrimonio burgués de dos personas que se considera fracasadas: él, un militar dejado de lado en los ascensos, y ella, que ha abandonado una carrera teatral, probablemente muy mediocre.

Tras años de vida en común, no tienen ya nada que decirse; están muertos en esa casa que más parece una cárcel o un panteón. Cuando llega de visita un tercer personaje es recibido como una bendición del cielo. Hay posibilidades de conversación y encuentran en él un interlocutor para confiarle el infierno en que viven. Este infierno arrastra a la visita, que se ve envuelta contra su voluntad en un remolino de miserias.