Jour de fête

La filmografía de Jacques Tati es corta pero bien aprovechada. Jour de fête es su ópera prima y una comedia sin apenas argumento, con poquísimos diálogos y basada en humor de mimo, todo un reto que la ha convertido en una película entrañable, con gags muy divertidos y con un cuadro de los habitantes del pueblo donde transcurre la acción que resulta más que simpático.

Narra la preparación de un evento en el pueblo francés Sainte-Sévère-sur-Indre, y las peripecias de François el cartero del pueblo. Se produce un contraste entre el estilo de vida tranquilo del pueblo con el de las sociedades urbanitas, encaminadas ya en su día a un modo de hacer cada vez más frenética.

Disfruten de este día de fiesta, a la Luz de la Luna.