Jeune femme (Montparnasse Bienvenue)

Lo primero que hace la protagonista de Bienvenida a Montparnasse es gritar un «abre la puerta» que será, sin duda, el lema de la excitante ópera prima de Léonor Serraille.

Esta historia nos traslada a París, concretamente aterrizamos en el caos de Paula, una treintañera que busca su lugar en el mundo tras una decepción amorosa.

Todo gira en torno a su protagonista, una chica al margen de lo convencional, que por momentos parece carne de psiquiátrico y, al instante, ser el único ser sobre la tierra con un mínimo de sentido común. Poner de los nervios y resultar querible, esa dicotomía…