High Life

High life

El principal obstáculo que Claire Denis, directora de este film, pone ante el espectador es la continua disrupción de las líneas temporales, planteadas en torno a tres momentos muy concretos de la historia, pues todo gira en torno al pasado, el presente y el futuro de una niña.

Para lo demás, High Life es muy explícita: los personajes discuten con un lenguaje claro y sencillo sobre su situación (son presidiarios acometiendo una misión en el espacio) y los inconvenientes de la misma (una científica a bordo les ha prohibido practicar sexo, pero recoge extracciones de semen con las que pretende fecundar a algunas de las reclusas).

Una película que va más allá de la ciencia-ficción y transita caminos hasta ahora no explorados en la relación del ser humano con el espacio.