DROP

Otra oportunidad para disfrutar de la impoluta receta de los ovetenses DROP.

Cómo ya os contamos en otra ocasión, su receta es muy interesante: rock electrónico contundente, con melodía y reminiscencias al synth pop.

Riffs de guitarra con distorsión, sintes finos y ambiente lánguido y oscuro. Las reminiscencias a Apoptygma Berserk son patentes.