Depedro

Renovando su pasaporte de viajero del mundo, Jairo Zavala vuelve a rodar con unos sonidos que laten con fuerza y raza. Presenta su último disco, El Pasajero, y sigue sin bajar la mirada, cuando vive y cuando canta.

Tres años después de La increíble historia de un hombre buenoDepedro continúa con su pulso por la canción fronteriza errante, pero suma nuevos sonidos: su acercamiento a África por la vía del afrobeat y el tribalismo; sus insinuaciones a la música de estándares americana y las trazas sinfónicas que empapan el disco.

Pasajeros, a bordo: este hombre que sin alardes dice tanto, sin duda, debe ser escuchado.