A midsummer night’s sex comedy

Andrew, un peculiar inventor, y su esposa deciden ser los anfitriones para la boda entre un presuntuoso filósofo y su prometida. Para ello deciden invitarles a ellos y al mejor amigo de Adrew, un médico mujeriego, a pasar un fin de semana en su casa de campo.

Con la llegada de los invitados se descubren secretos que llevaban mucho tiempo guardados y se producen continuos juegos de seducción entre las parejas.

Podríamos pensar que Woody Allen es fundamentalmente un autor cosmopolita solamente capaz de ambientar sus películas en localizaciones urbanas, las calles de N.Y., sus hoteles, restaurantes… pero, esta vez, nos cita en el campo y, en versión original.